domingo, 20 de diciembre de 2015


Miremos hacia adentro y reconozcamos nuestra propia divinidad dentro del corazón. 
Aceptemos como cierto solamente lo que individualmente resuene dentro nuestro y no cedamos nuestro poder a otros. 

Estudiemos, observemos, escuchemos, discernamos, contemplemos, evaluemos y aceptemos solamente lo que resuene dentro vuestro. 

El desafío es descubrir nuestro propio camino. 
Descubrirnos a nosotros mismos.